Pep Talk NaNoWriMo 2016. Daniel José Older

Como cada año, en Del lapicero al teclado os frecemos las pep talk de NaNoWriMo traducidas al español. Hoy, la de Daniel José Older, enviada el 28 de octubre. Podéis leer la versión original en inglés en la página oficial de NaNoWriMo pinchando aquí.

Daniel José Older es el autor de la saga de Urban Fantasy Bone Street Rumba, que empieza con Half-Resurrection Blues.
Querido escritor:
Daniel José OlderMi consejo favorito de todos los tiempos sobre la escritura (y sobre la vida, en general) la leí en un poema de Antonio Machado: «Caminante no hay camino / se hace camino al andar».
Ésta es una manera perfectamente concisa de decir: «Mata a tus héroes, rompe a machetazos las barreras que has creado en tu mente, sé valiente, ridícula y completamente tú en tu camino hacia la página y más allá.
En ese sentido, es algo así como el anti-consejo de escritura hecho consejo de escritura: abraza la verdad de que cada uno de nosotros tiene una forma muy distinta de afrontar este reto. Cada uno tenemos nuestro propio camino, nuestra propia versión del significado de «conseguirlo». Sin embargo, aunque es cierto que muchas de las recetas sobre «cómo escribir» que nos dan pueden ser simplistas y reducccionistas, solamente decir lo que nos ha funcionado y lo que nos ha traído por la calle de la amargura ya tiene mérito, ¡aunque sea sólo porque comparar apuntes es divertido!
He llegado a amar el ritual de la escritura y encontrar en él un refugio. Los días en los que simplemente me siento y trato de sacar palabras a toda costa son normalmente los días en los que me paso más tiempo mirando la pantalla embobado. Sin embargo, cuando freno y me deslizo en esa transición, el proceso se vuelve parte del ritual, el espacio en sí mismo parece abrirse a las posibilidades de lo que podría ocurrir en lugar de al estrés de las que no han ocurrido.
A veces, después de haberme sentado y de haberme preparado una taza de café, antes de ponerme a escribir, me obligo a escuchar una canción entera. Puede ser cualquier canción, lo importante es no hacer otra cosa que escucharla y tal vez bailar un poco o darle un sorbo al café. Se trata de disfrutar del momento. Esto permite que te introduzcas en él, que transites del mundo a la palabra, desde la mierda mundana de cada día al reino de la creatividad.
Contacta contigo mismo. Recientemente he empezado un diario de escritura, y ha sido una gran bendición para todo mi proceso. En primer lugar, porque la primera cosa que escribes cuando te sientas no la va a ver nadie nunca. Eso te ayuda a deslizarte en la corriente de poner palabras en la página.
Sin embargo, lo más importante es que llevar un control de cómo van yendo las cosas en tu proyecto te hace ser más introspectivo con el proceso, y ésa es una habilidad que te llevará lejos. ¿Cómo vamos a hacer camino al andar si no nos paramos a comprobar de vez en cuando nuestra zancada, nuestro paso y nuestro ritmo? No es sólo que cada escritor tenga su propia forma de fluir, sino que esa manera va cambiando a lo largo de nuestras vidas como escritores. Utilizo el diario para llevar un registro de los acontecimientos dentro de las tramas, de las ideas que me gustan o que he tirado, de la evolución de mi pensamiento sobre la obra, de los distintos arcos y posibilidades. Se convierte en un comentario actualizado del proceso y la técnica, la historia de la historia.
Si la única página en blanco a la que has mirado nunca llevaba una fecha de entrega escrita, es fácil que desarrolles una relación de estrés con ese vacío. Sin embargo, si empiezas a conectar contigo mismo a través de la palabra escrita, esa página se convierte en tu amiga, en tu confidente. Te invita a jugar, a disfrutar y a ser valiente.
Writing begins with forgiveness. Let go of the shame about how long it’s been since you last wrote, the clenching fear that you’re not a good enough writer, the doubts over whether or not you can get it done. Sure, the nagging demons will come creeping back, but set them aside anyway, and then set them aside again when they do. Concoct a hot beverage, play a beautiful song, look inward, and then begin.
La escritura comienza con el perdón. Deja a un lado la vergüenza sobre lo mucho que hace desde la última vez que escribiste, el miedo atenazante a no ser un escritor suficientemente bueno, las dudas sobre si puedes terminarlo o no. Seguro que esos molestos demonios volverán a arrastrarse de nuevo hacia ti, pero apártalos de todos modos, y aléjalos de nuevo cuando vuelvan. Prepárate una bebida caliente, pon una canción bonita, mira hacia dentro y, entonces, empieza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres comentar algo?